Papel del Sueño en la Salud

 

Hoy en día, debido al frenético ritmo de vida, es muy común pasar cada vez más tiempo sin dormir, no somos conscientes del papel fundamental que tiene el sueño en nuestras vidas.  Dormir correctamente o no es tan importante como llevar una buena alimentación. Un mal descanso tiene efectos negativos tanto a nivel psicológico como físico, también puede favorecer el desarrollo de enfermedades

Se necesitan muchas horas de descanso para que cuerpo y cerebro se recuperen del estrés del día. Para descansar correctamente el sueño debe ser continuo, sin despertares a lo largo de la noche. El tiempo que se necesita de sueño depende de cada persona, pero lo normal, es necesitar de 7 a 8 horas de sueño para una buena salud

No conseguir un sueño reparador puede repercutirnos tanto a  nivel mental como físico, a nivel físico provoca cansancio, perdida de atención y concentración, somnolencia, irritabilidad y lentitud de pensamiento.  Mientras que a nivel psicológico puede favorecer el desarrollo de enfermedades como depresión y ansiedad

Además del ritmo de vida acelerado que llevamos, una de las principales razones por la cual las personas no descansan las horas suficientes se debe a los trastornos del sueño. Existen diversos tipos de trastornos que afectan a una gran parte de la población, entre ellos se encuentran:

  • La apnea del sueño: Es una afección en la cual la respiración se detiene durante la noche. Consiste en que mientras se está durmiendo, las vías respiratorias se obstruyen, ocasionando una parada en la respiración de aproximadamente unos 10 segundos. Las personas que la padecen pueden ver señales de esta enfermedad en sus ronquidos, en que se producen despertares nocturnos y por sentirse cansados cada vez que se despiertan. Padecer apnea del sueño puede ocasionar cefaleas, hipertensión pulmonar, problemas cardiacos…
  • Sonambulismo: Es un trastorno que se caracteriza por el despertar de la actividad motora del individuo, es decir, la persona permanece dormida, pero puede realizar actividades cotidianas de manera inconsciente. Es una patología más común en niños y adolescentes, aunque personas de cualquier edad pueden padecerla

 

  • Hablar en sueños: Este trastorno hace que el sueño no sea lo reparador que debería, ya que, estamos aumentando la actividad del aparato respiratorio y forzando las cuerdas vocales. Las personas que lo padecen es habitual que despierten con carraspera y con la boca seca

 

  • Insomnio: Es la dificultad que tienen las personas para conseguir dormirse. Hay diferentes tipos:
  • Dificultad para que la persona concilie el sueño
  • Que la persona se despierte varias veces durante la noche
  • Que la persona se despierte antes de lo que realmente tenia planificado

Este trastorno generalmente se debe al estrés. Además un estrés continuado puede provocar casos de insomnio grave o incluso crónico. Se puede combatir con varios tratamientos. También debemos  llevar a cabo lo que se conoce como “higiene del sueño”, que hablaremos posteriormente de ello

  • Pesadillas: Es un trastorno del sueño muy común en niños, se produce durante la fase REM del sueño, aunque los adultos tampoco se libran de ellas. Pueden ser debidas a muchas causas, es una reproducción de nuestros miedos, plasmándolos y recreándolos durante nuestro descanso. Las pesadillas nos hacen experimentar miedo y nos produce tal tensión que nuestro descanso no es adecuado, y cuando nos despertemos nos encontraremos incluso más cansados que cuando nos fuimos a dormir. Entre las causas de las pesadillas se encuentran estados febriles o traumas y el estrés

 

  • Bruxismo: Es una patología que produce el “rechinar” de los dientes en épocas de estrés o ansiedad (Se puede producir incluso cuando se está despierto). Produce un aumento de presión en la mandíbula y produce un gran desgaste de los dientes y las muelas

 

  • Síndrome de las piernas inquietas: Es el movimiento inconsciente de las piernas en situaciones de reposo, se puede padecer despierto también. A menudo este síndrome viene acompañado de ardor, hormigueo o una sensación de que algo avanza lentamente por las piernas

Si no se consigue dormir correctamente, su cerebro no podrá desempeñar las funciones básicas con la fluidez habitual. También el cuerpo se ve afectado, siendo más propenso a padecer enfermedades, como podrían ser:

  • Diabetes: Al no dormir correctamente su cuerpo puede no ser capaz de controlar los niveles de azúcar en la sangre

 

  • Enfermedades del corazón: Se puede llegar a situaciones de tensión arterial alta e inflamación por la falta de descanso, que puede afectar negativamente al corazón

 

  • Obesidad: Cuando no se duerme correctamente se es más propenso a comer en exceso

 

  • Infecciones: Su sistema inmunológico necesita que el cuerpo este descansado para poder combatir las infecciones

 

  • Salud mental: Como ya dijimos anteriormente la depresión y la ansiedad pueden ser causas que dificulten conciliar el sueño. Además se pueden agravar después de pasar muchas horas sin conseguir descansar

 

¿Pero existen unas pautas para dormir correctamente?

 

Existen unas rutinas que hay que seguir para conciliar el sueño con mayor facilidad, tener una buena higiene del sueño. Las pautas son las siguientes:

  • Realizar una cena ligera, ya que, teniendo una cena copiosa nos sentiríamos demasiado llenos e hinchados y nos dificultara conciliar el sueño
  • Ir a dormir siempre a la misma hora, y también procurar levantarse siguiendo siempre el mismo horario
  • No tener los pies fríos, ya que, eso impide que conciliemos el sueño
  • Estar en un ambiente ni muy frio ni muy cálido
  • Evitar los ruidos y la luz
  • No hacer actividades estimulantes antes de ir a dormir, evitar realizar ejercicio físico, jugar a videojuegos…
  • No fumar, beber alcohol ni tomar cafeína antes de dormir
  • Intentar evitar los pensamientos negativos y los problemas antes de acostarse
  • Evitar el uso de dispositivos móviles o pantallas antes de acostarse
  • Dejar los dispositivos móviles fuera del alcance, ya sea, lejos en la misma habitación o dejándolo fuera de ella

 

Si siguiendo estas pautas aun no puedes dormir, debemos utilizar productos relajantes (tila,valeriana) o productos con melatonina como pueden ser: Soñaben; Melatonina en Gotas; ZZZQuil